Niños con dificultades para leer, aumentó al cierre mundial de escuelas

Más de 100 millones de niños quedarán por debajo del nivel mínimo de competencia en lectura como consecuencia del cierre de escuelas debido a la pandemia de COVID-19, revela un nuevo estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Los estudiantes con esa carencia iban disminuyendo antes de la emergencia y se proyectaba que pasaran de 483 millones a 460 millones en 2020, pero al contrario de lo esperado, la cifra se disparó a 584 millones, un incremento del 20%, y anuló los avances logrados en veinte años.

La ONU se ha referido al efecto de la pandemia en la educación como una “catástrofe generacional” que duraría décadas con un impacto negativo en el desarrollo mundial.

Los hallazgos del informe llevaron a la UNESCO a convocar una reunión de los ministros de educación de todo el mundo el próximo 29 de marzo para discutir la reapertura de las escuelas y el apoyo a los profesores, la mitigación del abandono escolar y la pérdida de aprendizaje, y el impulso de la transformación digital.

Los datos indican que los centros escolares interrumpieron las clases presenciales total o parcialmente un promedio de 25 semanas desde que comenzó la pandemia, pero hay países o zonas que han mantenido los cierres un año y que no cuentan con regresar a las aulas durante el presente año escolar.

ESCUELAS ABIERTAS

El estudio señala que si bien el número de estudiantes afectados por los cierres escolares no ha cambiado gran cosa desde que comenzó la pandemia, los países están tomando cada vez más provisiones para mantener abiertas las escuelas, al menos parcialmente.

Las escuelas están abiertas y operan regularmente en apenas la mitad de los países del mundo (107), principalmente en África, Asia y Europa, y atienden a 400 millones de alumnos de preescolar a secundaria.

En 30 países las escuelas permanecen cerradas, afectando a 165 millones de estudiantes.

Los cierres parciales por zonas y grados escolares, o con asistencia reducida que se llevan a cabo en 70 países, impactan cerca de mil millones de alumnos, dos tercios de la población estudiantil mundial.

La UNESCO advirtió que, pese que la mitigación del abandono escolar y las pérdidas de aprendizaje requieren que la educación sea una de las prioridades de la recuperación de la crisis derivada la pandemia, el 65% de los gobiernos de países de renta baja redujeron sus presupuestos de educación, los de renta alta también los cortaron, un 35%.

¡Quédate en casa!

Agencia ONU/RCK Noticias/

Síguenos en Twitter como @RCKnoticias y Facebook RCK Noticias/direccion@rcknoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *