Más cambios en el PJEV, absoluto desorden: Contrapunto

Contrapunto

Más cambios en el PJEV, absoluto desorden

El miércoles de la semana pasada, en una sesión extraordinaria y en la que sorprendió que algunos panistas se pasaran de agachones, los diputados locales aprobaron que tres personas fueran nombradas magistrados. Tres más, sacados de cualquier lado para complacer los caprichos de una presidente en declive, como lo es Isabel Inés Romero Cruz.

En cambio, la presidente, sometida a las órdenes de Cuitláhuac García, Eric Cisneros, Juan Javier Gómez Cazarín y hasta de sus empleados Humberto Hernández Reducindo y Joana Marlem Bautista, se olvidó de reintegrar al Poder Judicial a los magistrados Roberto Dorantes y Marco Antonio Lezama Moo.

Los tres magistrados, prácticamente sin carrera judicial son: Claudia Ocampo García, Américo Amadeo Fabbri Carrano y Juan José Rivera Castellanos. La primera fue una proyectista, otro fue secretario de acuerdos de un juzgado y el último fue asesor del grupo legislativo del PAN.

La propia magistrada Isabel Inés Romero Cruz dijo, socarronamente, que no hubo tiempo de introducir más perfiles, pues ello hubiera demorado la elección, sobre todo porque se exige que los magistrados tengan “carrera judicial”. Peor no pudo estar la que se supone que debiera ser la más sabionda del Poder Judicial.

Si usted hace cuentas, ya son 22 magistrados introducidos por Morena de octubre de 2019 a la fecha. La justicia está ciega y sorda allí en el Poder Judicial. Todos quieren mandar allí, pero el control del Congreso está en manos de Juan Javier Gómez Cazarín, que colocó allí dentro a Humberto Hernández Reducindo, un simple consejero que cree que tiene todo el poder.

A Romero Cruz prácticamente nadie le hace caso, por eso se encierra allí en su oficina y su personal es el que acude a los eventos para inaugurar algunos cursos o bien, para entregar el escaso material que compran y que no alcanza ni para una Ciudad Judicial.

Pero eso sí, la justicia está de cabeza, precisamente porque nadie tiene un conocimiento pleno de lo que ocurre allí.

Del mismo modo, ya fue designada nueva consejera del Poder Ejecutivo Claudia Marlene Galán Espinoza en lugar de Carla Rodríguez González quien se irá unos días de vacaciones, esperará a que sometan a juicio político a Sofía Martínez Huerta, para que la elijan magistrada y posteriormente, le den una patada en el trasero a Isabel Inés Romero Cruz.

Siendo honestos y no lo digo yo, el comentario general es que la mayor parte de las magistradas electas no han mostrado capacidad, inteligencia, estudios o compromiso con la población. Es decir, son amigas con derechos de algún patriarca con mucho poder en la estructura gubernamental, pero no hay carreras con méritos. Peor aún, no se distinguen por dar un trato cortés ni a sus compañeros, mucho menos a los que llegan a buscar justicia: “Tienen estómago de bagre o zopilote”, comentó un abogado.

De Claudia Marlene no hay buenas opiniones y los trabajadores del área prácticamente se persignan o buscan ayuda espiritual, pues tienen conocimiento de que la nueva consejera del Poder Ejecutivo gusta de tratar mal a quien le da la gana.

Dicen que compró una cafetería y que forzaba a los abogados a comprar café, que se portaba groseramente y ahora esperan lo peor cuando se asiente en su nuevo cargo.

Hay mucha negligencia, ausencia de justicia e ignorancia en el Poder Judicial. Se sabe que Isabel Inés Romero Cruz podría ir a la cárcel si no reinstala a los magistrados Dorantes y Lezama Moo o tal vez por alguna otra anomalía.

De por sí ya estuvo en riesgo de ir a la cárcel en alguna ocasión, cuando malévolamente escondió un amparo que obtuvo un preso y que le daría la libertad. Ella simplemente lo escondió, de todo ello se dio cuenta la magistrada Teresita Santés quien la despidió de su área y estuvo dispuesta a enviarla a la cárcel. La tipa se salvó porque tuvo suerte, pero bien pudo pasar una buena temporada en la cárcel, por violar la Ley de Amparo.

Algunos creen que en este momento los dos magistrados que obtuvieron amparos no regresarán pronto a sus cargos. No estoy de acuerdo, debe haber alguna circunstancia que les permita regresar a sus cargos y no permitir que Isabel Inés haga la voluntad de quienes la colocaron allí. Ella es gris y torpe y es una vergüenza para el Poder Judicial.

Por otra parte, los noviazgos de Eric Cisneros con Carla Rodríguez y de Juan Javier Gómez Cazarín con Joana Marlem Bautista ya son del conocimiento de todos, sobre todo que hay que tomar en cuenta que Joana es casada y al parecer, tiene permiso para noviar.

En fin, todo es un desastre en el Poder Judicial. No hay orden, no hay sesiones, no hay justicia y no se sabe para cuándo se implementará la justicia a distancia. Créalo, ese es un asunto que está lejos, muy lejosde resolverse.

Felicitación especial

Una felicitación a la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros. Ella es talentosa, tiene una trayectoria intachable tras 49 años de formar parte del Poder Judicial. Su honradez está a toda prueba, ha sido juez en 16 juzgados y su conducta ha sido intachable. Magistrada desde 1997, con una actuación por encima de cualquiera.

Además, cuenta con dos maestrías y un doctorado. Ella ganó el Premio al Mérito Judicial en 2011 y de forma brillante, que le valió el reconocimiento de pie de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Tiene talento y sensibilidad y no hay nadie que la iguale allí dentro. Esa es una realidad. Me congratulo por su salud y por su brillantez, nadie, realmente nadie como ella allí.

¡Quédate en casa!

Miguel Ángel Gómez Ruiz/RCK Noticias/Xalapa, Ver.

Síguenos en Twitter como @RCKnoticias y Facebook RCK Noticias/direccion@rcknoticias.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *