PJEV, cada vez peor: Contrapunto

Contrapunto

Miguel Ángel Gómez Ruiz

PJEV, cada vez peor

A la presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz y del Consejo de la Judicatura, Isabel Inés Romero Cruz, no le ha quedado claro que está al frente de un poder autónomo y que no tiene porqué supeditarse a las órdenes del gobernador Cuitláhuac García.

Esto, debido a que tuvo que ceder a la presión para suspender labores desde el jueves 28 y hasta el 2 de febrero. Es decir, se detiene todo y la justicia quedará para otra ocasión.

Sería muy distinto si desde el primer momento en que la eligieron para ocupar la presidencia, hubiera determinado acciones precisas, efectivas para sanitizar hasta la última de las instalaciones en la entidad y reducir los riesgos de contagios tanto para el personal, abogados y justiciables.

Pero vaya, ni siquiera se dignó a enviar el material higiénico para que se efectuaran esas acciones. Prefirió encerrarse en su oficina.

Por supuesto, el Poder Judicial dejó de laborar casi nueve meses el año pasado y en lo que va de enero, entre el fin de fiestas y las nuevas suspensiones todo queda igual, o peor.

Ya había un grave retraso cuando estaba Sofía Martínez Huerta y ahora con ella, todo va peor. Se encierra en su oficina, obedece órdenes y sigue ensimismada en sus asuntos, y padecimientos.

Pero con todo esto demuestra que más que un soldado de la cuarta transformación, es un simple adorno del que todos disponen. Obedece a Cuitláhuac García y cuando quiere meter las manos en el Consejo de la Judicatura se topa con las órdenes de Humberto Hernández Reducindo, el que le cargaba las maletas al diputado Juan Javier Gómez Cazarín y que ahora se siente dueño del Poder Judicial.

El pasado persigue a Isabel Inés Romero Cruz, pues a cada rato se recuerda que estuvo a punto de ir a la cárcel por violar la Ley de Amparo al ocultar uno que había ganado un preso y que le daba la libertad. Cuando fue descubierta, fue reportada con el entonces presidente del Poder Judicial, Julio Patiño, quien la escondió en un juzgado y con ello evitó un escándalo mayor.

Ni modo, el Poder Judicial seguirá parado, sin justicia, sin orden y sin resultados, así ha sido la intromisión de la Cuarta Transformación.

Corrupción

El flamante director de Recursos Materiales en el Congreso de Veracruz, Enrique Navarro “El tortas” ya hace de las suyas. Protegido por el bandido Juan Javier Gómez Cazarín, actual presidente de la Junta de Coordinación Política, está inmiscuido en el Poder Judicial, pues logró –mediante prestanombres- el contrato de la limpieza en las instalaciones del Poder Judicial. Allí mismo, denuncian, tiene colocados a aviadores y por supuesto, gana buen dinero para nutrir sus cuentas bancarias.

El famoso “Tortas”, a quien relacionaban con el entonces alcalde sureño Marcelo Montiel, ahora anda “pegadito” a Juan Javier Gómez Cazarín. Se ignora si le da el mismo trato a éste que a Montiel, pero bueno, eso ya es problema de ambos.

Más improvisados

Resulta que la representante del Poder Ejecutivo e integrante del Consejo de la Judicatura, Carla Rodríguez González fue nombrada directora de la Escuela Judicial del Estado de Veracruz.

La mujer, que presume una maestría e infinidad de cursos ocupará el cargo sustituyendo al magistrado Esteban Martínez Vázquez.

No tengo duda en que hay personas mucho más preparadas que Carla Rodríguez. Simple y llanamente es otra imposición y ni modo, Isabel Inés Romero tiene que obedecer.

¿Qué logros tiene para encabezar una escuela que anteriormente se destacó a nivel nacional? ¿Sabrá en qué lugar está parada? ¿Es un pago de favores el que haya sido elegidaa para un cargo tan importante?

No, no hay respuesta, pero sí es indicativo de que el gobierno del estado y los diputados de Morena hacen y deshacen al interior del Poder Judicial, eso es un hecho.

Talento y experiencia

En medio de la crisis en que está sumido el Poder Judicial a causa de la falta de talento y preparación de todos los improvisados que han llegado en los últimos meses, destaca la gran labor que realiza la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros.

Ella ha sido una muestra clara y perfecta de lo que significa trabajar con honestidad. Recuerdo aquél momento -2011- en que le fue conferido el premio al Mérito Judicial, fue un momento inolvidable y ella puso en alto el nombre de Veracruz. Se destacó entre cientos de magistrados de todo el país.

No sólo eso, de ser la mejor alumna de su generación en la facultad de Derecho, formó parte del Poder Judicial en sus inicios como escribiente. Poco después vinieron las maestrías, un largo transitar como juez en 16 juzgados de Veracruz –ocho civiles y ocho penales- en donde se condujo con brillantez y profesionalismo.

Vino su doctorado, sus libros, su destacada labor como magistrada y una carga de experiencia fabulosa. Ella es la muestra de que se logran muchas cosas si hay dedicación y honradez, talento y profesionalismo.

Aún vienen muchas cosas buenas para profesionales como Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, cuya ética es absolutamente superior a la de muchos magistrados e inclusive que los que han estado a la cabeza del Poder Judicial.

Por supuesto, con ella serían muy distintas las cosas si fue la presidente del Poder Judicial.

AMLO ¿Enfermo o no?

La crisis económica que vive el país, las obras suntuosas y sin futuro como la refinería Dos Bocas o el Tren Maya, una inflación superior al seis por ciento y la crisis de salud por el mal manejo de la pandemia del coronavirus provocaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya caído en cama.

Por supuesto, sólo sus más allegados saben si tiene Covid-10 o no, pues muchos de los que convivieron con él y su necedad de no utilizar cubrebocas reportaron que no resultaron positivos tras las pruebas.

De su actual estado de salud poco se sabe y aún si estuviera grave no lo dirían. Alguien comentó que el presidente está intubado en un hospital militar, puede ser cierto o no, pero insisto, no se dirá nada. Me preguntó, sin desearlo ¿Qué pasaría si el presidente se agravara y muriera. ¿Lo informarían? Ya bastante se ha victimizado el propio mandatario. Desde luego, no olvidemos que estamos ya en un proceso electoral al que Morena no llega bien parado.

No dude usted que vendrán más dramas y pretextos. Lo que es una realidad es que el Covid-19 ha provocado que haya 156 mil fallecidos y podrían ser más en las estadísticas de acuerdo al propio INEGI, sí, una oficina perteneciente al gobierno federal.

¡Quédate en casa!

Miguel Ángel Gómez Ruiz/RCK Noticias/Xalapa, Ver.

Síguenos en Facebook y Twitter como RCK Noticias/direccion@rcknoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *