En opinión de…Miguel Ángel Gómez Ruiz

Contrapunto

Miguel Ángel Gómez Ruiz
Xalapa, Ver.

TSJ, injusticia tras injusticia

Este lunes 2 de diciembre, se volvió a cometer una injusticia dentro del Poder Judicial de Veracruz, luego que cinco de ocho magistrados decidieron elegir a Sofía Martínez Huerta como nueva presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura.

Para quienes no conocen a Martínez Huerta, ésta laboró en un juzgado de Coatepec y lleva poco más de cuatro semanas como magistrada, tras ser recomendada por el magistrado Dionisio Gutiérrez y también por el secretario de gobierno, Eric Cisneros.

Sin embargo, no hay antecedentes de que haya ocupado un cargo de juez, visitadora o algo parecido. Simplemente fue secretaria de un juzgado y de allí brincó al éxito.

Es decir, la nueva presidenta del Poder Judicial en Veracruz se sacó la lotería sin haber comprado boleto, pese a que sus mismos compañeros comentaban que quien mandará allí dentro será Dionisio Gutiérrez. De hecho ambos, amigos de muchos años, mantienen relación con el partido Morena.

Martínez Huerta fue elegida magistrada hace un mes, días más, días menos, en un paquete que envió el gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que fuera aprobado por la mayoría morenista en el Congreso local. Así fue, ni más ni menos.

Por otra parte, esta mañana los cinco magistrados que votaron a favor de la poca experimentada jurista, se reunieron en el restaurante Vips de Plaza Crystal y allí se preparó, como dicen, el tamal.

Se habla de que hubo reparto de dinero, quizá no tanto porque bien sabemos que los gobiernos morenistas son austeros, pero quizá hubo algo allí que les convenció.

El cabecilla de la reunión fue Marco Antonio Lezama Moo, el mismo que en 2012, siendo funcionario de la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) declarara que las jovencitas que desaparecían era porque “se iban de locas con los novios o bien, a fiestas con sus amigas”.

Desde allí se tejió el entramado y por ello, fue electa Sofía Martínez Huerta quien, desde que asumió el cargo dejó ver su nerviosismo, producto de la improvisación con la que se ha manejado el Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Así varios, recordemos que Edel Álvarez Peña fue electo sin tener una carrera judicial, otros que se prestaron al juego de ser presidentes pero que actuaron a favor de los gobernadores en turno. Basta recordar a René Poblete, Reynaldo Madruga y Alberto Sosa Hernández que siempre fueron manejables y hasta timoratos.

Hoy, una magistrada con un escaso mes de experiencia, salió avante ante una magistrada que lleva 47 años dentro del Poder Judicial. Para nadie es un secreto que Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros tiene más preparación, más sapiencia y experiencia, sin embargo, pocos tienen el valor de enfrentarle pues les supera en todo.

Desde que iniciara como escribiente meritoria, hasta cursar una carrera en derecho en la que recibió mención honorífica. Ocupar varios puestos para ser juez en distintos distritos y hasta ser electa como magistrada inamovible en 1994, Yolanda Castañeda Palmeros ha tenido una hoja impecable. Nunca se manifestó a favor de ningún partido o gobernante y siempre ha hablado claro. Tiene maestría y doctorado, ha recibido infinidad de reconocimientos, ha escrito libros y continúa preparándose.

Y sin embargo, ni con esos blasones, obtuvo el voto de sus ingratos compañeros que, en lugar de favorecer a la justicia, decidieron someterse –una vez más- a otro gobernante, que propuso a quien quiso, para salvaguardar los intereses no de una cuarta transformación, sino de una transformación de cuarta.

Síguenos en Twitter como @RCKnoticias y Facebook RCK noticias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *